No hay comentarios

Dios no es sordo, Él escucha y responde siempre

LA NACIÓN - NOTICIAS DE LA REGIÓN SURCOLOMBIANA DE COLOMBIA

Padre Elcías Trujillo Núñez

«En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: – «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario. “Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara.” Y el Señor añadió: – «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?».  (Lucas 18, 1-8) 

 

¿Sirve de algo orar? ¿Vale la pena hacer oración?  Algunas personas me dicen que Dios no escucha porque han pedido por ciertas cosas y no ha obtenido respuesta, al menos no la que ellos esperaban. En una época donde queremos que todas nuestras demandas sean satisfechas, cómo decir que hay que tener paciencia, que hay que insistir y que puede que lo que se nos concede no sea lo que hemos pedido. ¿Nos faltará pedir con más fe? ¿O ser más insistentes? Porque en definitiva de lo que se trata es de fe.

El creyente ora no para que se cumplan todos sus deseos sino para que se realice la voluntad de Dios en todo, confiando que la respuesta será siempre, no la que creemos que es la mejor para nosotros, sino la que Dios cree que es la más conveniente. Que Dios no nos responda a algo que le pedimos no significa que sea sordo o que nuestra petición sea estéril, dirigida a una nada que no existe.

Cuando un padre de familia niega a su hijo algo porque cree que no es lo mejor para él, no significa que no lo ame, o que no lo escuche o que lo quiera hacer sufrir. Simplemente el padre ve más lejos que el hijo y lo protege de males mayores. El hijo pataleará y no comprenderá, incluso pensará que su papá es mal padre porque no le da lo que le pide. Será después cuando comprenda que aquella negativa fue por su bien y que aquel berrinche fue productivo porque le enseñó a crecer y madurar.

Así dice la palabra de Dios que le pasa a Dios, nos escucha siempre y responde siempre, aunque no siempre como nosotros quisiéramos. Pero que no nos quepa duda de que Dios nos ama siempre, que no nos abandona y que no quiere ningún mal ni sufrimiento para nosotros. El Evangelio de hoy nos recuerda esta presencia amorosa de Dios en nuestra vida, sobre todo en los momentos difíciles, cuando pensamos que Dios nos ha abandonado. La fe no nos quita los males ni las enfermedades ni los sufrimientos.

La fe nos da una mirada nueva sobre todos esos males y nos invita a sacar lo bueno de caso. Quizá nos falte más fe. Quizá nos falte más confianza en Dios o más generosidad o más disponibilidad a su Voluntad. Pero no dejemos de orar, no dejemos de pedir, y también más a menudo de dar gracias.

Con insistencia, con fe, como la viuda de la parábola. Ya lo dice Jesús: ¿será que ya no hay fe en la tierra? ¿será que ni los propios cristianos tienen una verdadera fe? Pues no olvidemos que en esto se produce un círculo virtuoso: a más oración, más fe; a más fe, más oración. Quizá más que preguntarnos siempre el por qué me pasa eso o aquello, por qué Dios parece no escucharme, no nos preguntamos mejor el para qué cosa buena querrá Dios ponerme esta prueba o evitarme esta situación, qué me está diciendo Dios y a qué me está llamando a convertirme.

Intentemos mirar las cosas de esta manera. Seguro que sentiremos más paz y aumentará nuestra fe. Nota: hoy es el DIA UNIVERSAL DE LAS MISIONES, oremos y colaboremos con esta tarea del anuncio del Evangelio a todas las gentes.

Comentarios

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&appId=1499853400045659&version=v2.3”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));


Articulo Original

You might also like
Actualidad

More Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú