No hay comentarios

“Proyecto para cambiar sentencias es una alternativa para el pueblo”

LA NACIÓN - NOTICIAS DE LA REGIÓN SURCOLOMBIANA DE COLOMBIA

Álvaro Hernán Prada es representante a la Cámara por el Huila.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Una verdadera ‘polvareda’ se armó en el país por cuenta de la propuesta del congresista huilense, Álvaro Hernán Prada, de que vía referendo, el pueblo colombiano pueda tumbar las sentencias de la Corte Constitucional.

En este diálogo con LA NACIÓN, el político del Centro Democrático precisa los alcances de su polémico proyecto de ley. También habla sobre la cercanía de la indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia dentro del proceso por supuesta manipulación de testigos en el que también está involucrado el expresidente Álvaro Uribe.

 

¿Qué opina de la ‘tormenta’ que se desató por su proyecto de ley que busca anular sentencias de la Corte Constitucional?

Este proyecto no busca anular sentencias de la Corte, sino que busca anular una interpretación de la Corte en una sentencia en donde, eventualmente, se puedan afectar derechos fundamentales de los ciudadanos. El poder en Colombia radica en el pueblo, así está en nuestra Constitución. Y lo que se busca es que ese pueblo soberano, que es el que nos faculta, pueda también ejercer un control sobre sus propios derechos que en algún momento se sientan vulnerados. Este proyecto no lo presenté yo hace 15 días, lo presenté hace dos años, con ocasión del fallo de la Corte Constitucional sobre la adopción de niños para parejas del mismo sexo. En ese caso, la Corte lo estaba haciendo bien cuando lo hacía por vía excepcional, pero no cuando lo generalizó; creo que priman los derechos de los niños.

 

“Nueve magistrados se pronuncian sobre lo divino y lo humano, hacen interpretaciones y cambian la jurisprudencia, sin que tengamos los colombianos la posibilidad de recurrir ante esa sentencia”

 

¿Por qué volvió a presentar el proyecto?

Sentí, como lo sintieron muchos colombianos, que cuando la Corte comunicó el fallo en relación al uso de sustancias sico-activas en lugares públicos, no protegió los derechos de los niños. La Corte debió ponderar más el derecho que tienen los menores en nuestra Constitución. Creo que hubo una mala presentación por parte de la emisora que publicó inicialmente la noticia. Y de ahí, en adelante, muchas personas se colgaron de ese titular. Este proyecto no es contra las Cortes. Lo que pasa es que la Corte Constitucional ha venido siendo diseñada para que no tenga ningún control y nueve magistrados se pronuncian sobre lo divino y lo humano, hacen interpretaciones y cambian la jurisprudencia, sin que tengamos los colombianos la posibilidad de recurrir ante esa sentencia. El único recurso que tiene una sentencia de la Corte Constitucional es ante ella misma y hay tres días para hacerlo. Y resulta que decide es el mismo magistrado.

 

Usted ha dicho que la Corte en algunas sentencias ha pasado la raya, ¿En cuáles?

Por ejemplo, la Corte ponderó con mayor peso el derecho reproductivo de las mujeres en facilitarles el aborto frente al derecho del niño que está por nacer. Yo soy pro-vida, tengo cuatro niños y los oí y los veía desde que tenían 45 días y a los dos meses les escuchaba el latido de su corazón; yo estoy absolutamente convencido que hay vida desde el momento de la fecundación. Lo que queremos, sobre todo, es que hacia el futuro el pueblo colombiano tenga la posibilidad de ejercer un control constitucional. El Congreso tiene la facultad de hacer las leyes y de interpretar por medio de otra ley, la ley que ya hizo. Cómo el pueblo colombiano no tiene la posibilidad de hacer una interpretación de su propia Constitución para que en la eventualidad, que si los nueve magistrados se han equivocado, no afecte para siempre sus derechos fundamentales, sino que exista la posibilidad de tener un recurso.

 

En la práctica, ¿Cómo funcionaría su proyecto de ley?

No sería un procedimiento fácil para que con cualquier sentencia de la Corte un grupo decida irse a un referendo. Si hay una sentencia y se produce un clamor generalizado en el país de que hay que cambiar su interpretación, hay que ir a la Registraduría. Si este organismo lo aprueba, debe iniciar un proceso de recolección de firmas durante seis meses, tiempo durante el cual debe recoger –a hoy– un millón 800 mil firmas. Si presenta las firmas y son declaradas válidas, se cita a un referendo para que vote el 25% de la población. Eso es supremamente difícil, pero por lo menos, hay esa alternativa para el pueblo colombiano.

 

Han surgido voces que están rechazando esta iniciativa, ¿Va a continuar con ella?

Mañana lunes, voy a reunirme en bancada para exponer las ventajas del proyecto y escuchar las apreciaciones que tengan sobre él para mejorarlo. Por ejemplo, están proponiendo un referendo interpretativo para que no se le titule de que es un referendo que quiere acabar con la Corte o anular la sentencia, sino un referendo que interpreta la sentencia de otra manera. Algunas personas están preocupadas porque las sentencias anteriores puedan ser revisadas. Busquemos, entonces, que mediante una proposición, sean sentencias hacia el futuro para proteger a los colombianos sobre sus derechos fundamentales. Lo que me parece antidemocrático es cercenar el derecho que tenemos nosotros de presentar iniciativas legislativas y de poderlas debatir. Aquí está el debate entre lo que significa el constitucionalismo popular y el constitucionalismo judicial. Si la soberanía está en el pueblo o si la soberanía está en los jueces. O si tenemos una Constitución la que nos guía o es la Corte Constitucional la que nos dice por donde debemos caminar. Esas son dos situaciones que vale la pena abordar de cara a los colombianos y buscando hacer efectivo el goce de los derechos de los colombianos.

 

“El que nada debe, nada teme. Nosotros no hemos cometido ningún delito. Yo estoy presto para ir a la Corte a contestarle al señor Magistrado ponente todas las inquietudes que tenga”

 

Cambiemos de tema. Usted está ad-portas de acudir a una indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia, ¿Está listo?

Estoy listo hace más de un año porque, desafortunadamente, no tuvimos la oportunidad, en una versión libre, de aclarar algunos hechos que han llegado a la Corte Suprema de Justicia, y con todo respeto, estamos dispuestos a ir, el 8 de octubre el presidente Uribe, el 9 voy yo, a la audiencia de indagatoria. Yo estoy muy contento porque me va a permitir salirme de eso. Qué difícil es cuando uno hace una entrevista o cuando argumenta su proyecto de ley, y le salen que no puede decir eso porque usted está indagatoriado, está llamado a indagatoria, está sub júdice. Yo sí quiero quitarme eso rapidito porque nosotros no hemos cometido ningún delito, ni el presidente Álvaro Uribe, ni yo, y lo vamos a probar.

 

Pero, ¿Se siente tranquilo o hay algo que lo inquiete de cara a esa cita con la Corte Suprema de Justicia?

Me siento tranquilo. Hubiese querido haber respondido en una versión libre los hechos que me imputan. Nos tocó asumir la indagatoria y el 9 voy a ir para que ese día quede absolutamente clara la inocencia nuestra.

El congresista huilense, Álvaro Hernán Prada, en la entrevista con el editor general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

El senador Iván Cepeda le recomendó a usted y al expresidente Uribe que se preparen con argumentos judiciales ante el llamado de la Corte, ¿Va a la Corte con esos argumentos?

Los argumentos son los hechos. El que nada debe, nada teme. Nosotros no hemos cometido ningún delito. Yo estoy presto para ir a la Corte a contestarle al señor Magistrado ponente todas las inquietudes que tenga.

 

Se ha hablado mucho de un informe del CTI de la Fiscalía que usted utilizará como prueba para defenderse, ¿Es cierto?

En la Corte tienen testimonios y otra serie de pruebas, y el Magistrado hará la evaluación correspondiente. Yo tengo la voluntad de ir a contar absolutamente todo lo necesario para aclararle al Magistrado y después poderlo comunicar al país. El presidente Álvaro Uribe y yo, no hemos cometido ningún delito. Yo diría, para ser más preciso, que no hubo ni siquiera una imprudencia. Si a mí me pasara lo que me pasó, si me abordaran con la intención de aclarar a la Justicia porque en el pasado se había dicho una mentira contra alguien, siempre voy a estar presto a que se diga la verdad.

 

El Espectador reveló que usted utilizó otros teléfonos para evitar que lo escucharan, ¿Eso pasó?

Eso es una mentira. Nosotros salimos con un comunicado porque ese tipo de cosas hacen daño, van dejando ante la opinión, quién sabe con qué intención, alguna información. El propio periódico, al día siguiente, corrigió.

 

Luego de la indagatoria, se supone que vendrán decisiones de la Corte, ¿Qué le dice a los huilenses frente a lo que pueda ocurrir?

Estoy absolutamente tranquilo. Tengo como demostrar mi inocencia. Nosotros no hemos cometido ningún delito. Vamos a tener la posibilidad de ratificarlo ante la opinión pública. A uno en la Constitución y las normas, le dan la posibilidad para presumir la inocencia. Yo no tendría por qué estar diciendo que voy a probar mi inocencia porque se presume para cualquier colombiano. La carga de la prueba la tiene el Estado, en este caso, de decir: usted cometió un delito. Pero, como aquí esta indagatoria se ha convertido en la noticia nacional y algunos medios o algunas personas han tratado de darle a la opinión elementos que no son ciertos, por eso, digo que vamos a probar, primero, ante la Justicia, y ante los colombianos, nuestra inocencia tanto del presidente Uribe como la mía.

Comentarios




Articulo Original

You might also like
Entrevista, Politica

More Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú